Make your own free website on Tripod.com

Biografía de Marilina Rébora
1919-1999

Marilina Rébora aparece en 1969 con Los Días de los Días, donde revela una definida personalidad poética que irá cristalizando a lo largo de una corta carrera de muy fecunda producción. Supo sentir el amor de la belleza moral que exalta y dirige al espíritu, condición esencial del arte, que ajusta su instrumento para que responda a la mente que va destilando en vigilia mágica ese impresionismo de poesía intacta. Único arte que obedece a la intención de los grandes poetas modernos, sostenedores de las formas responsables, sujetas a número y pulso.

Lo que le otorga mayor unicidad es que en su obra la palabra musical, el verso orgánico, expresa las emociones que despierta el espectáculo de los seres y de las cosas del mundo -gentes, obras- con una precisión inédita, dándonos para siempre imágenes en acabado renacentismo de línea, color y volumen; y donde el tono -o cada sílaba- está en lugar indistinto a ejemplo de la técnica de un mosaico bizantino, o de vitrales que relucen transparentes porque se muestran sobre la luz con la que vibran luminosos.

Marilina Rébora nació en Buenos Aires el 7 de enero de 1919 en el seno de un hogar prestigioso. Hija de Juan Carlos Rébora y de María Celina Aguirre; su padre, además de haber sido uno de los jurisconsultos más sobresalientes que ha tenido el país, desempeñó, con dignidad y talento, importantes funciones públicas. Fue, en efecto, Presidente de la Universidad de La Plata, Vicepresidente del Consejo Nacional de Educación y Embajador de nuestra República ante Francia. Ejerció con plenitud y sin claudicaciones la profesión de hombre ; porque -empleando conceptos y terminología suyos- era Hombre, Hombre y vivió para la Patria, Patria.

Marilina Rébora rápidamente se compenetraría desde pequeña de los efluvios de la cultura, cuando frecuentaban su casa los amigos de su padre y de su infancia: Alfonsina Storni -que la sentaba en su regazo-, Arturo Capdevila, Pedro Bonifacio Palacios (Almafuerte), Leopoldo Lugones, Rafael Alberto Arrieta, Rafael de Diego, Norah Borges -que le hiciera un retrato en 1927 titulado Marilina con una naranja en la mano-,.Horacio Quiroga y sus hijos Darío y Eglé, Ricardo Rojas, entre otros, y al decir de sus palabras:


"En Alfonsina Storni y en las de Capdevila,
Rafael Alberto Arrieta, o Rojas y de Diego,
yo hubiera abandonado tiernamente mi mano;
pero Horacio Quiroga me contenía luego
con su barba cuadrada. Y yo, algo intranquila,
quedaba en la escalera, vuelta desde el rellano."

("Los Amigos", Los Días de los Días.)


Quizá fue ese contacto de privilegio el que la llevó a la poesía, llegando a publicar ocho libros y a dejar más de veinte inéditos. A Los Días de los Días (1969) siguieron Libro de Estampas (1972), El Río Azul (1975), Tiempos de la Vida (1975), Las Confidencias (1977), Animalerías (1980), El Lagarto estaba harto (1986) y No me llames poeta (2001, obra póstuma).

Los Días de los Días, si es la primera obra que Marilina Rébora publica, no es la inicial de su labor, aunque ésta así comience para el público. Ya encontramos poemas inéditos que datan de 1936, 1937 -algunos en idioma francés como Les étoiles que j’aime, Madame la lune y Mon petit rêve-, 1938, 1941, 1942, 1943, 1946, 1949, 1950 y 1951, y una mitología para niños (1967).



Marilina Rébora en su adolescencia, época en que data el soneto "Ce soir", fechado en Punta del Este el 15 de febrero de 1937. (Cuaderno de apuntes de la poeta.)

por  Juan Carlos Fustinoni